Guarderías listas para el regreso de los niños

Guarderías

Foto cortesía Los Ositos

Comparte

Este domingo 23 de agosto se cumplirán cinco meses del inicio del Aislamiento Preventivo Obligatorio en el país, a lo que hay que sumarle 10 días más desde la última vez que los estudiantes asistieron a clases presenciales. Si bien algunos continuaron con sus procesos formativos por medio de clases y asesorías virtuales, desde distintos sectores se pide un pronto regreso a las aulas.

Varios municipios, entre ellos Medellín, anunciaron que las clases de los colegios públicos seguirán siendo virtuales por lo que resta del 2020. Sin embargo, se dejó a criterio de los colegios, centros educativos y guarderías privadas el regreso en modalidad de alternancia.

Pensando en esa modalidad y en la necesidad de muchos niños de poder regresar a las instituciones, varias han trabajado en la adecuación de las instalaciones físicas y la construcción de los protocolos de bioseguridad para poder volver a recibir a los alumnos.

Por ejemplo, Sandra Barrientos, directora de la guardería Hola Bebé, asegura que “nos preocupa la salud mental de los menores. Entre los cero y los cinco años los niños generan conexiones neuronales y aprendizajes que son para toda la vida».

Según la directora el encierro, la falta de interacción social, la sobreexposición a pantallas y videojuegos, generan daños irreversibles. Para ella esto solo podrá medirse en unos años, cuando se conozcan en realidad los efectos de haber tenido a los niños encerrados por más de cinco meses.

¿Cómo se han preparado las guarderías?

Desde el comienzo de la cuarentena muchas instituciones empezaron a trabajar en los protocolos para una reapertura controlada, esto mientras se adaptaban a las clases virtuales y pensaban estrategias para acompañar a los más pequeños.

Por ejemplo, en la guardería Hola Bebé incorporaron un juego de astronautas, para ayudar a cumplir los protocolos y garantizar la distancia física. Su idea es «devolver a los niños su derecho a una infancia feliz».

Basados en la película La Vida es Bella definieron que «la fantasía nos permite vivir mejor la realidad». Así es como construyeron una narrativa en la que los niños se convierten en astronautas, con trajes espaciales en los que un ula ula los obliga a mantener el distanciamiento, y en el que las mascarillas de seguridad se convierten en cascos espaciales.

Al ingreso y pensando en la desinfección de los niños convirtieron una cabina en una nave espacial. Allí se realiza el proceso de limpieza de calzado y ropa.

Según la directora Barrientos todos estos esfuerzos permitirá a los pequeños volver a compartir la alegría de encontrarse, de jugar, de estar juntos y de aprender.

Protocolos ya aprobados

Para el Centro Infantil Los Ositos el protocolo de bioseguridad ya fue aprobado por la Alcaldía de Medellín, de hecho este ya fue socializado con las familias de los niños.

Las adecuaciones a la planta física ya fueron terminadas y solo esperan el visto bueno del Gobierno Nacional para poder volver a recibir a los niños. En un piloto que será en modalidad de alternancia, permitiendo así que dos de los cuatro grados que tienen en la institución asistan cada día.

Según Claudia Londoño, directora de Los Ositos, la planta fisica con la que cuentan les permite garantizar el distanciamiento físico, así como que se demarcaron con huellas de ositos los lugares en los que los niños podrán estar.

Los Ositos

Sobre las medidas de protección la directora de Los Ositos da tranquilidad, pues asegura que desde hace más de tres meses en las clases virtuales los niños los están utilizando. Así mismo, recalca que ellos han tenido niños con condiciones especiales, incluso inmunosuprimidos, que han tenido que utilizar tapabocas todo el tiempo sin ningún problema.

Los niños se adaptan fácilmente, incluso más que los adultos, explica Londoño.

Otras de las medidas que implementarán será la toma de temperatura y el control del aforo en el trasporte escolar. Las busetas tendrán desinfección antes y después de cada recorrido.

Durante este proceso de aprobación del protocolo en Los Ositos realizaron encuestas con toda la comunidad educativa, así teniendo información de cada familia de los estudiantes y empleados.

Paco

Así pues en este centro educativo esperan por la autorización del Gobierno Nacional para volver a recibir a los niños, con un sentido de responsabilidad, preparación y mucho amor. Para que así como dice el himno «en Los Ositos soy feliz, muy feliz, aprendo a amar y a compartir».

Cada familia decide

Para Luz Ángela Marín, psicóloga especialista en comportamiento infantil, es importante que cada familia evalué sus necesidades. Para muchas el regreso presencial es indiscutido, algunas prefieren la alternancia y otras más están seguras de que por ahora es mejor la virtualidad.

Esto según Marín depende de la dinámica familiar, de las posibilidades y desarrollo de cada familia y niño. No hay nada correcto o incorrecto peerse, por eso todas las alternativas son validas y los centros educativos lo han entendido.

Ella recomienda que antes de pensar en qué hacer se revise cómo se siente la familia con cada decisión, que si se tiene total confianza en las instituciones y la guía que ellos entregan, pues el regreso es factible y le ayudará mucho a los menores.

En cambio, si se tiene alguna duda es mejor optar por otra alternativa, pues según explica la psicóloga los niños se dan cuenta de las emociones de sus padres y eso puede terminar generándoles más inseguridades.

Lea también:


Comparte